Google+ Followers

Google+ Followers

miércoles, 18 de junio de 2014

Cremitas caseras - Acné e impurezas.

Todas o todos...no hay que desperdiciar las aportaciones masculinas, hemos experimentado en alguna ocasión la curiosidad por aplicarnos en la cara algún tipo de crema. Yo os recomiendo una copa de vino tinto al día, ojo, que sea natural, sin potingues añadidos, ayuda a la circulación de la sangre y me consta que a reducir grasas incluso a mantener a raya triglicéridos, los mios en este momento son de 113 mg/dl y bebo dos copitas de vino tinto al día. También ayuda a mantener el tono y a sentirse dichosa, pero eso es otra historia, que también ayuda a que esas marcadas arrugas de las excesivas preocupaciones y los nervios no afeen nuestros rasgos. Todo con medida, eso sí. La justa medida.

Bueno, recuerdo que mi madre hacía una crema rarísima de estilo peeling, que yo he usado varias veces y va bien para las pieles grasas y manchadas, tan sencilla de hacer que casi da risa:

Como base usaremos una clara de huevo batida y unas gotas de zumo de limón, podemos añadir si tenemos, y yo recomiendo tener, un par de gotas de aceite esencial de rosa mosqueta, lo venden en todas las farmacias, no es barato pero es mano de santo. Añadimos unas cucharaditas de polvos talcos, también en farmacia, y hacemos la crema mezclando bien todo lo anterior en un bol. Aplicamos en la cara, cubrimos bien evitando las zonas más delicadas alrededor de los ojos, donde se seca más la piel y también sobre el labio superior. La zona central de la frente también es más propensa a estar seca, allá iremos con más cuidado. Dejamos secar unos 15 minutos y luego lavamos con agua fría bien la cara.

Después podemos usar un poco de aloe vera para refrescarnos la piel. Hay hidratantes de aloe vera puro en farmacias.

Otra mascarilla que va muy bien para limpiar el cutis y desinfectar los poros abiertos es la que podemos hacer con unas gotas de agua, un poco de bicarbonato sódico apto para alimentación, venta en todos los establecimientos de alimentación, que es muy barato y sirve para casi todo, y unas gotitas de aceite de limón. Se aplica, se deja secar cinco minutos y se lava la cara con agua fría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario